miércoles, 10 de agosto de 2011

Lemon-pilas en Expo Universidad



Mercedes Leoz, Rafaela Paladini y Florencia Cabana demostrando la lemon pila.

¿Es posible hacer funcionar una calculadora utilizando limones y clavos de metal? El público que visita la Expo Universidad Comunidad, que se desarrolla hasta el sábado en el Pasaje Dardo Rocha, puede encontrar una respuesta a esta pregunta, por medio de un experimento del stand de la Red de Museos.
Se utilizan 3 limones, 3 tornillos de hierro, 3 de bronce y cables. Se introduce un tornillo de hierro y otro de bronce en cada limón, separado uno de otro. Se conecta por medio de cables el tornillo de uno de los limones con el de otro, de tal modo que queda sin conectar el primer tornillo de bronce y el último de hierro. Este último par de metales se conecta al aparato que se desee hacer funcionar, en este caso, una calculadora.
La profesora en Física Florencia Cabana explicó que para realizar el experimento “se utiliza un principio básico a partir del cuál se aprovecha la solución ácida que contienen los limones, los cuáles están conectados en línea con los cables, reproduciendo el funcionamiento de una pila” .
La experiencia está desarrollada por el Museo de Física, que forma parte de la Red de Museos y tiene como objetivo demostrar como funciona una pila. También se pretende dar a conocer a los asistentes el nivel de contaminación de estas baterías cuando se la desecha.
“Está comprobado que una sola pila contamina 1 tanque domiciliario de agua, es decir, el equivalente a lo que una persona bebe en todo un año, sin contar el agua que se usa para otro fines en una casa”, sostuvo Mercedes Leoz, una alumna de Física Médica”.
Con respecto al reciclaje de pilas, Cabana consideró que “al no ser rentable hacerlo, no existen formas confiables para reciclarlas, a pesar de que desde hace unos 10 años se vienen intentando diferentes métodos. Actualmente la empresa Recovering, en la localidad de Campana, está implementando un proceso de enterramiento en cemento de las pilas”.
De todos modos, como aclara Rafaela Paladini, otra de las alumnas de Física Médica del stand, no queda absolutamente  en claro si esta clase de almacenamientos de baterías no será peligrosa a largo plazo para el medio ambiente. En el caso de los contenedores que se destinan a acumular pilas, Paladini explicó que “no es un método confiable de reciclaje, porque mientras están dentro del contenedor, ya comienzan a contaminar el suelo en el que se lo ha colocado, con el riesgo de que la contaminación llegue a las napas subterráneas de agua”.
La profesora Cabana recomendó tirar de una las pilas, una vez que estas han dejado de ser útiles, ya que al acumularlas el riesgo de daño se incrementa notablemente.